Close

Clamar en el desierto

Tras más de tres horas y media de interpelaciones, comparecencias y preguntas en la Comisión de Urbanismo, a cargo de Lola Ranera, portavoz socialista de Urbanismo y Sostenibilidad, tenemos la sensación de habernos desgañitado en el desierto ante la cerrazón del Consejero Pablo Muñoz y su incapacidad para comprometerse con un solo avance para la ciudad. Parapetado en los procesos participativos, una especie de búnker inaccesible y que lo mismo sirve para un roto que para un descosido, el Sr. Muñoz y el Gobierno de ZEC no han sido capaces de concretar un solo proyecto en una Comisión de Urbanismo en la que, en la línea habitual, apenas se han sustanciado 6 asuntos de trámite para el próximo pleno.

Los Socialistas acudíamos a esta comisión con preguntas muy concretas pegadas a la calle. Durante semanas hemos hablado con distintas asociaciones de vecinos y Alcaldes rurales para preguntar al Gobierno y trasladar sus propuestas en esta comisión. Arcosur, Avenida de Cataluña, Montañana, Torrero, Parque Venecia, Parque Pignatelli o el Mercado Central y la operación asfalto, han sido los asuntos sobre los que hemos preguntado en el día de hoy sin obtener una sola respuesta concreta.

En cuanto a Arcosur, hemos trasladado las propuestas sobre la mejora de aceras, pasos de peatones o protección de las áreas peatonales que la asociación Arqueros nos trasladó y que lleva meses solicitando en los diversos servicios municipales. ¿La respuesta de Pablo Muñoz?. Nada de nada.

Sobre la Avenida de Cataluña hemos preguntado por el destino de los 500.000 euros que los socialistas introdujimos en el presupuesto para 2.016 así como sobre el vallado del solar de Opel Iglesias, propiedad del Banco de Santander y sobre la posibilidad de emplear un solar municipal para el proyecto de vivienda joven por 240€ al mes que los socialistas llevamos defendiendo desde la legislatura pasada. ¿La respuesta de Pablo Muñoz?. Nada de nada.

También nos hemos hecho eco de la reclamación de los vecinos del Camino de Ronda de Montañana para que se les facilite el acceso a agua potable de una manera accesible y no a un precio 15 veces superior al que pagamos los demás zaragozanos y zaragozanas. La respuesta de Pablo Muñoz casi ha sido peor que si hubiese sido, nada de nada: que una familia de 4 miembros que ingrese menos de 29.000 euros al año, destine 1.700 euros al año al suministro de agua potable. Si gana 30.000, 3.500 euros al año.

Por otra parte hemos preguntado al Sr. Muñoz sobre las conclusiones que se están alcanzando en los procesos participativos iniciados en Parque Venecia, el cual ni se ha comenzado, en relación a los depósitos de Pignatelli o acerca de la reforma del Mercado Central. ¿La respuesta de Pablo Muñoz?. Nada de nada. Zaragoza en Común carece de criterio y todo queda al albur de unos procesos participativos sobre los que nadie termina de saber muy bien cuáles son los límites ni se resuelven preguntas tan esenciales como qué se pretende hacer y cómo se piensa pagar. Preguntado directamente, por ejemplo, por cómo se pretende pagar la ampliación del Parque Pignatelli, el silencio ha sido la respuesta.

Una vez más, hemos comprobado la ausencia total de proyectos por parte Zaragoza en Común. Una falta de proyectos que no se limita ya a los grandes proyectos sobre los que tanto recela ZEC, sino que afecta al urbanismo cotidiano, al más próximo, al que modifica el entorno de miles personas en los barrios de la ciudad. Y esa falta de proyectos que se traduce en la paralización absoluta de la ciudad, se pretende esconder bajo unos llamados procesos participativos que cada día más, parecen más una excusa para no hacer nada que una apuesta sincera por la participación.

En definitiva, tres horas exigiendo respuestas para nada. Clamar en el desierto, pero no vamos a cejar en nuestro empeño y seguiremos denunciando la parálisis de la ciudad.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

14 + = 21