Close

8. Cultura | 112 medidas para Reactivar Zaragoza

8. MEDIDAS PARA FOMENTAR LA CULTURA EN ZARAGOZA

La política cultural de un Ayuntamiento de la entidad del Ayuntamiento de Zaragoza debe abordarse necesariamente desde dos puntos de vista básicos. Por un lado, la administración debe ser capaz de poner en valor sus instalaciones y equipamientos culturales para dotar a sus ciudadanos y ciudadanas de una oferta cultural de calidad y a la altura del peso económico, social y demográfico de una ciudad de 700.000 habitantes. En la misma línea y sin pretender caer en el localismo, es preciso favorecer los espacios donde los creadores locales puedan crecer como tales y exponer al gran público sus creaciones.

Pero también se ha de ser consciente de que la cultura es un sector económico con un enorme potencial de creación de riqueza y de generación de empleo cualificado, además de ser un polo de atracción de inversiones, turismo y actividad económica. La industria cultural supone aproximadamente un 4% del PIB en España, lo que se traduce en 500.000 empleos directos, en la existencia de más de 100.000 empresas directamente dedicadas a la cultura y en que sólo el consumo de bienes culturales supere los 12.000 millones de euros al año.

Pero más allá del impacto económico directo que la industria de la cultura genera, existen aportaciones indirectas, a menudo difíciles de cuantificar pero de enorme importancia. Es el caso de la aportación decisiva que la cultura realiza a la consolidación y reforzamiento de la marca de ciudad o de país. Una ciudad activa culturalmente, es una ciudad que se posiciona en el mundo global con una imagen más atractiva, lo que influye decisivamente en su propia capacidad de atraer turismo, inversiones y, en resumen, empleo y riqueza.

Por otra parte, aunque todos los sectores vinculados a la creación cultural deben ser objeto de apoyo y potenciación, existen algunos sectores que por sus características tecnológicas y productivas, suponen yacimientos importantes de empleo cualificado. Es el caso del sector audiovisual o de otros sectores pujantes como el de los videojuegos que deben ser objeto de especial atención y cuya atracción a la ciudad debe potenciarse en la medida de lo posible.

Sin embargo, es cierto que en los últimos años el sector cultural ha sufrido como pocos los efectos de la crisis, al tiempo que medidas como la del IVA Cultural han supuesto una losa evidente al acceso de los ciudadanos a los espectáculos y productos culturales, lo que hace preciso una actuación decidida por parte de las administraciones públicas y particularmente del Ayuntamiento para resarcir el daño causado por ese tipo de decisiones.

8.1. Acceso a la cultura

Es preciso mejorar las condiciones de acceso de los ciudadanos a la cultura, así como reforzar la capacidad de los artistas locales a los espacios y locales de exposición y espectáculos. Zaragoza cuenta con una amplia red de equipamientos específicamente culturales además de toda la red de centros cívicos que pueden, a nivel más local, jugar un papel decisivo en la dinamización cultural de los barrios. El acceso de los artistas locales a esos espacios y equipamientos locales puede hacerse compatible con las grandes programaciones que este tipo de equipamientos precisan y que en ningún caso pueden verse sustituidas por tentaciones localistas sin sentido en un sector tan marcadamente global como es el de la cultura. Sin embargo, las programaciones culturales permiten identificar periodos de baja utilización que pueden ser aprovechados para facilitar el acceso a esos espacios, generando sinergias con el público más joven o incluso con el turismo. Por ello proponemos:

  • Facilitar el acceso a las grandes instalaciones culturales de artistas y compañías locales en periodos de baja utilización, así como reforzar el papel de los centros cívicos como espacios de dinamización cultural de los distritos.

Pero, tal y como se ha dicho, el sector cultural se ha visto gravemente afectado en su vertiente de acceso a la cultura por una medida inicua que, adoptada además en plena crisis económica, ha causado un daño incalculable al sector. Nos referimos naturalmente a la desmedida subida del IVA cultural del 8% al 21% adoptada por el Gobierno central.

Naturalmente, la fijación de los tipos del IVA es competencia exclusiva de las Cortes Generales y nada puede hacer respecto a ello un ayuntamiento. Sin embargo, sí es perfectamente posible implementar medidas destinadas a compensar, al menos en parte, el impacto que esa medida tiene sobre el precio de los bienes y servicios culturales. Por ello, consideramos necesario:

  • Crear un Bono Cultural que compense hasta 10 puntos del impacto del IVA Cultural en salas, teatros y centros culturales.

Finalmente es preciso apostar por una ciudad creativa, capaz de poner al servicio de artistas y creadores todo el apoyo necesarios para la difusión de sus creaciones y su promoción entre la ciudadanía. Por eso defendemos:

  • Potenciar los elementos de cultura en la calle mediante la especialización (retratistas, grupos musicales, teatrales etc.) – en periodos festivos – de “Calles del Arte”, permitiéndose el ejercicio de actividades culturales en la vía pública previa licencia de carácter mensual, asequible, renovable y periódica.
  • Creación de un punto de atención para nuevos artistas, donde se asesore a jóvenes músicos y grupos incipientes en la ciudad sobre locales de ensayo, posibilidades de ayuda, talleres de formación, asesoría integral sobre el sector musical etc.

8.2. La cultura como motor económico

Tal y como se ha dicho, la industria cultural tiene un enorme potencial de crecimiento y trae consigo la posibilidad de generar un importante número de empleos, particularmente especializados y de calidad. En paralelo, una política cultural avanzada y capaz de aunar todas las sinergias que en torno a ella se generan, puede actuar como un motor de la actividad económica, potenciando la imagen de marca de la ciudad y reforzando a otros sectores relevantes de la actividad económica como el turismo.

Por ello, convertir Zaragoza en un centro relevante para la producción cultural, debe ser un objetivo prioritario para el Ayuntamiento, poniendo especial atención en aquellos sectores con mayor capacidad de atraer valor añadido, innovación y desarrollo. Por ello planteamos:

  • Impulsar una “Film Commission” que promocione la ciudad como escenario de cine y que atraiga rodajes a la misma. Para ello será preciso asignar recursos para personal gestor y creación de una web con prestaciones que atraigan los rodajes, así como el inventario de toda la filmografía que la ciudad de Zaragoza ha visto a lo largo de los años.

En la misma línea es importante poner en valor el vínculo iberoamericano, trabajando para convertir Zaragoza en un centro capital de la cultura iberoamericana en Europa.

  • Promover experiencias culturales propias y alternativas. Abiertas a la experimentación, para lo que Etopía dispone de una base única, ofreciendo un espacio a las vanguardias americanas, al intercambio tecnología cultural y a la promoción e intercambio de jóvenes artistas, y dando el contrapunto a una cultura basada en el consumo, impersonal y globalizadora. En particular, se trata de incorporar al calendario cultural de la ciudad una gran manifestación cultural de raíz iberoamericana (“Zaragoza Latina”)

Finalmente, de cara a conseguir el objetivo de concentrar todos los esfuerzos relacionados con la apuesta por la cultura como motor económico, es preciso unir la potencialidad de todos los recursos implicados y directamente conectados con la materia para lograr de ese modo una línea de actuación uniforme y coherente que incremente la efectividad de las apuestas políticas que se pongan en marcha. Actualmente, la organización y estructura de las distintas áreas de gobierno, sociedades municipales y organismos autónomos relacionados con la cultura y capaces de interactuar entre ellas, favorecen la dispersión de esfuerzos y dificultan la conformación de una estrategia general de potenciación de la cultura como polo de atracción de recursos y actividad económica.

  • Creación de un organismo local coordinador de las políticas culturales, turística y de promoción exterior capaz de poner bajo coordinación las políticas de Zaragoza Cultural, Patronato de Turismo, Zaragoza Congresos y políticas de promoción exterior (hermanamientos, redes de ciudades europeas…).
  • Liderar una marca cultural de la ciudad de Zaragoza que actúe como ventanilla única, para la organización de eventos y congresos, de modo que el ciudadano, el artista, el promotor y el empresario han de encontrarse con un criterio unificado a la hora de la elección de Zaragoza para realizar sus actividades y eventos, así como con una simplificación de los trámites.

 


Descarga aquí el resumen de las 112 MEDIDAS PARA REACTIVAR ZARAGOZA

Descarga aquí el documento completo
…o echa un vistazo al resto de secciones de forma independiente:

         

Dejar un comentario

[…] 8. Cultura […]

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

37 − 32 =