Close

Introducción | 112 medidas para Reactivar Zaragoza

INTRODUCCIÓN A LAS 112 MEDIDAS PARA REACTIVAR ZARAGOZA

Antecedentes

La estabilidad política en la gobernabilidad de cualquier institución constituye un valor en sí mismo, en la medida que permite desarrollar, en un marco de seguridad y certidumbre, las políticas que conforman un programa político sostenido por una mayoría estable y suficiente para sacarlo adelante. Por el contrario, la inestabilidad se constituye en fuente de paralización y frustración, generando un sentimiento general de impotencia e inseguridad que desalienta a los ciudadanos y desincentiva la actividad económica, el desarrollo y el crecimiento económico.

Corresponde fuera de toda duda al gobierno de cualquier institución el promover las condiciones necesarias para, en caso de no disponer la mayoría suficiente para lograrla, alcanzar la necesaria estabilidad mediante el diálogo, el acuerdo y la generosidad con otros grupos capaces de sumar sus respaldos y de conformar de ese modo una mayoría democrática estable.

Al comienzo de esta legislatura, el PSOE brindó su apoyo a la investidura como Alcalde del candidato de Zaragoza en Común, Pedro Santisteve. Sin embargo, ya entonces advertimos la ausencia del acuerdo de fondo que sostuviera ese apoyo podría resultar claramente insuficiente para lograr una estabilidad política que consideramos ya entonces absolutamente necesaria. Para ello propusimos a los representantes de Zaragoza en Común negociar un acuerdo político más amplio sobre la base de una propuesta de 13 medidas políticas que, agrupadas en tres grandes ejes, abordaban los principales retos que podía abordar la ciudad en estos cuatro años. Concretamente:

  1. Salida Justa de la Crisis: como respuesta a la emergencia social
  2. Estabilidad Política y Económica.
  3. Desarrollo futuro de Zaragoza.

Sin embargo, por razones que no viene al caso valorar ahora, Zaragoza en Común rechazó de plano cualquier posible acuerdo programático que fuese más allá del voto en la sesión de investidura, renunciando de partida a generar un escenario de estabilidad política. El PSOE, a pesar de ello, votó a favor de la investidura de Pedro Santisteve por sentido de la responsabilidad, y por cuanto entendió que los ciudadanos y ciudadanas de Zaragoza habían apostado, más allá de cualquier duda por un gobierno progresista dado que los votos de la izquierda sumaban 17 de los 31 concejales frente a los 14 de la derecha.

Sin embargo, la fórmula adoptada hasta la fecha no ha contribuido a dotar a la ciudad de la adecuada estabilidad. La legítima reclamación de espacios de autonomía en el ejercicio de las competencias propias del Alcalde o del Gobierno, ha impedido compartir un diseño global de las políticas que la ciudad necesita y tampoco se ha visto acompañada de una actitud propicia a acordar muchos de los asuntos que requieren el pronunciamiento mayoritario del Pleno. El resultado, como corresponde a un gobierno que tan sólo cuenta con el apoyo de 9 concejales ha sido una constante soledad y una evidente minoría en los grandes asuntos de ciudad. Desde las Ordenanzas Fiscales, pasando por la elección de los alcaldes de barrio, la gestión de la huelga del servicio de autobuses urbanos o algunos de los principales proyectos urbanísticos que debe abordar la ciudad, la situación de minoría del gobierno ha sido evidente y está contribuyendo a generar un clima de inestabilidad y precariedad que en absoluto contribuye al interés general de la ciudad y de los ciudadanos y ciudadanas.

Por otra parte, ha sido igualmente una constante la falta de atención a las mociones que el Pleno aprobaba y que aunque carecen de una naturaleza estrictamente vinculante, sí tienen el peso político de responder a la voluntad mayoritaria de los representantes electos de los zaragozanos y zaragozanas. Esta actitud, junto a la sucesión de casos en las que no se han respetado los acuerdos adoptados en el seno de la Junta de Portavoces o se han adoptado decisiones de forma unilateral a pesar de haber acuerdos políticos previos que obligaban al consenso, ha debilitado significativamente la necesaria relación de confianza que cualquier pacto requiere.

Análisis del Documento de ZEC

En todo caso, a pesar de los precedentes ya citados, el pasado día 18 de marzo, los representantes de Zaragoza en Común (ZEC) hicieron entrega a la dirección provincial del PSOE en Zaragoza de un documento titulado “Propuesta de Acuerdo de Gobernabilidad”, con el que concretaba la ya citada oferta para negociar un acuerdo gobernabilidad con las fuerzas políticas que en su momento, respaldaron la investidura de Pedro Santisteve como Alcalde de Zaragoza.

El citado documento, desgrana una serie de propuestas articuladas en torno a trece bloques que se irán analizan en detalle en otro documento anexo éste. No obstante, consideramos preciso efectuar una serie de consideraciones generales.

Así, el documento de ZEC se limita a enumerar una serie de propuestas que, en su mayoría no pasan de ser simples enunciados que deberían ser dotados de contenido político o en ciertos casos, parecen responder a una enumeración de asuntos donde existe una contrastada discrepancia entre el PSOE y ZEC tal y como ocurre con las áreas de urbanismo, en servicios públicos o en relación a Yesa. Da la sensación que más que un documento para el acuerdo, se trataría de un ejercicio de autoafirmación poco compatible con la búsqueda de espacios de acuerdo.

Pero quizá lo más decepcionante del documento sea la falta de un criterio político que dé coherencia a la propuesta y que permita atisbar cuál es el modelo de ciudad de Zaragoza en Común. La ausencia de ese modelo, dificulta claramente la búsqueda de un diagnóstico compartido sobre la ciudad y transmite la sensación de que el documento ha sido ejercicio de improvisación poco elaborado en que cada área de gobierno se ha limitado a verter sus ideas sin encajar las mismas en un relato coherente.

Como se ha dicho, el documento se articula en torno a 13 bloques que, aunque son objeto de un análisis más detallado en otro documento anexo, merecen una valoración sucinta en el presente documento:

Derechos Sociales

Consideramos que, en este ámbito, el documento profundamente decepcionante más aun teniendo en consideración que las políticas sociales han sido una de las principales banderas que Zaragoza en Común ha enarbolado hasta la fecha. Y lo es por cuanto no apunta ningún tipo de medida novedosa y centra casi la mitad de las propuestas en mantener el actual sistema de reparto de subvenciones lo cual convierte esta postura en abiertamente inmovilista y conservadora.

Más allá de las subvenciones, el documento carece por completo de cualquier profundidad, limitándose a formular unos planteamientos tan absolutamente enunciativos y superficiales que sencillamente resulta imposible pronunciarse al respecto.

Urbanismo y Modelo de Ciudad

En pocas áreas como en esta se observa con tanta claridad la voluntad autoafirmante del documento de ZEC. Así, lo que se viene a plantear es una reiteración de lo que han sido las líneas definitorias de la política de Zaragoza en Común en esta área. Unas alusiones a procesos participativos, una declaración genérica sobre los nuevos desarrollos urbanísticos futuros, Averly, moratorias comerciales y negativa a cambios de uso, constituyen toda la apuesta del documento en materia de desarrollo urbano. Un pobre balance que se aleja de lo que debería ser una visión global de ciudad y un horizonte futuro sobre el que trabajar.

Movilidad Sostenible

Ninguna novedad se plantea en este ámbito, más allá de una remisión completamente aséptica a los procesos ya iniciados en la legislatura pasada para la revisión del Plan de Movilidad Urbana Sostenible y el estudio de la L2 del Tranvía. Estamos pues ante un planteamiento carente de toda ambición y concreción.

Vivienda

En materia de vivienda encontramos quizá los mayores puntos de coincidencia con una serie de propuestas que entendemos valiosas y que debe ser impulsadas desde el Ayuntamiento. No obstante, el planteamiento de ZEC adolece de un excesivo asistencialismo obviando las necesidades de vivienda de las clases medias, trabajadores y jóvenes, así como una apuesta decidida por la rehabilitación y la recuperación a niveles saludables de la actividad en el sector de la construcción.

Servicios Públicos

Todo el documento pivota en torno a la remunicipalización de servicios públicos, planteando una adhesión prácticamente absoluta a los planteamientos defendidos hasta ahora por ZEC. Entendemos que el documento implica asumir un dogmatismo que prescinde de un estudio sereno y completo de las implicaciones de estos procesos.

Cultura

Resulta profundamente decepcionante la vaguedad y escasez de planteamientos formulados en este apartado, por cuanto renuncia por completo abordar una política cultural ambiciosa y con recorrido. Apenas 45 palabras para abordar un sector estratégico con implicaciones económicas de primer orden, de marca de ciudad y de prestigio para el conjunto de la ciudad, nos resultan sorprendentes y lamentamos profundamente el desinterés que refleja tanta parquedad.

Lengua Aragonesa

Resulta realmente llamativo que Zaragoza en Común dedique el doble de texto a la promoción de la lengua aragonesa que a esbozar una política cultural para Zaragoza. Entendemos que esta cuestión no está situada en el ámbito de las responsabilidades municipales y por tanto tiene poco sentido que se aborde aquí y no donde debe abordarse que es en el marco de la Ley de Lenguas y por tanto de las Cortes de Aragón.

Medio Ambiente

En materia de medio ambiente observamos una base de coincidencia ideológica en las 3 líneas de trabajo que se esbozan al principio del apartado, aunque tenemos bastantes más dudas de que algunas de ellas se puedan considerar proyectos viables. Concretamente vemos sobredimensionada la apuesta por las huertas.

Por otra parte, el planteamiento de ZEC sobre la posibilidad de desvincular a Zaragoza del sistema de abastecimiento de agua de Yesa nos parece abiertamente irresponsable.

Mercados

Sobre la reforma del Mercado Central, consideramos que en este momento no tenemos conocimiento adecuado sobre los proyectos que maneja el Gobierno y en consecuencia no consideramos posible efectuar un pronunciamiento concreto. Concretamente, nos parece fundamental abordar el futuro de las concesiones en los diferentes mercados y particularmente el central y Merca Zaragoza, como principio básico sobre el que articular cualquier planteamiento de futuro en esta cuestión.

Por otra parte, echamos claramente de menos una mención a Mercazaragoza, uno de los principales motores económicos y de desarrollo de la ciudad y que próximamente deberá abordar igualmente una revisión de las concesiones que se encuentran próximas a expirar.

Deporte

Una vez más la mayor parte del planteamiento en este asunto gira exclusivamente en torno a diferentes procesos de municipalización de los servicios, instalaciones y equipamientos deportivos de la ciudad, por lo que nada cabe añadir a lo ya dicho al respecto.

Participación

Tampoco en esta materia se formulan concreciones acerca de los proyectos y normativas a reformas, sino que se efectúan una serie de consideraciones genéricas difícilmente valorables.

Policía Local

En relación a este punto volvemos a destacar la ausencia completa de planteamientos concretos y la sucesión de generalidades con las que es difícil discrepar pero que no podemos considerar en absoluto suficiente.

Transparencia y lucha contra la corrupción

El planteamiento del documento es básicamente poco ambicioso y no va más allá de propuestas estéticas que poco o nada aportarían a la mejora de las medidas en favor de la transparencia y en contra de la corrupción. Incluso el planteamiento formulado por ZEC por el que cualquier cargo debe renunciar en caso de acusación por parte del Ministerio Fiscal es esencialmente estético y podría llevar a situaciones contradictorias tal y como que en aquellos casos en los que el Ministerio Fiscal no acuse pero sí lo haga algún tipo de acusación popular o particular, no daría lugar a la renuncia de los cargos.

Acuerdo de Gobernabilidad

Tanto los antecedentes, como el documento planteado por ZEC y que ha sido analizado en los párrafos anterior, nos sitúan a los socialistas en una posición en la que sería extremadamente sencillo dar por zanjada cualquier posibilidad de acuerdo en estas circunstancias. Ni el contenido del pacto ni las condiciones de confianza generadas en este primer año nos permitirían albergar demasiadas esperanzas al respecto.

Sin embargo, los socialistas somos conscientes de que el resultado de la apuesta política de ZEC por gobernar la ciudad en solitario, parcelando competencias y rehuyendo el diálogo franco y constante con los grupos políticos, ha conducido a la ciudad a una situación de parálisis y agotamiento poco sostenible. La perspectiva de tres años más de marasmo político nos parece ciertamente poco edificante.

Por ello, los socialistas queremos apelar a nuestro sentido de la responsabilidad. El mismo sentido que nos ha llevado siempre a poner por delante los intereses generales frente a los intereses partidistas y en base a ese sentido de la responsabilidad efectuar una propuesta sólida de gobernabilidad. Una propuesta que, abierta al diálogo, plantea exactamente aquello que en estos momentos adolece la ciudad: un horizonte político.

El objetivo declarado por parte de los portavoces de ZEC y que se plasma en el documento entregado es alcanzar un acuerdo de gobernabilidad. Desde el Partido Socialista Obrero Español, consideramos preciso apuntar que un acuerdo de gobernabilidad de partir de un acuerdo global sobre las necesidades de la ciudad y sobre las políticas a desarrollar. Un acuerdo, en definitiva, general y que debe comprender el conjunto de las políticas del ayuntamiento, más allá cuál sea la instancia concreta que ostente legalmente la competencia. Lo contrario supondría no sólo un ejemplo de falta de ambición en la búsqueda de acuerdos sino que llevaría a no disponer de una base común que dotase de coherencia y relato a las políticas desplegadas en virtud del acuerdo. Para ello entendemos que TODA la acción de gobierno debe ser fruto del acuerdo y el diálogo, recaiga sobre quien recaiga la competencia concreta que se ejercite.

Por ello, el Grupo Municipal Socialista, considera oportuno abordar un acuerdo sustentando en diferentes áreas programáticas que consideramos oportuno ordenar del siguiente modo:

  1. Líneas básicas
  2. Economía y Empleo
    • Una Hacienda Pública saneada y una política fiscal estable y justa
    • Empleo e innovación
    • Apoyo al tejido comercial
    • Mercazaragoza
  3. Desarrollo urbano de la ciudad
    • Grandes proyectos
    • Urbanismo de lo cotidiano
    • Vivienda
  4. Movilidad y Medio ambiente
  5. Emergencia Social
  6. Eficiencia de los Servicios Públicos y calidad de la Gestión
    • Gestión de los servicios públicos
    • Organización Administrativa
    • Modernización del empleo público
  7. Transparencia en las políticas públicas y participación Ciudadana
  8. Cultura

En total, el presente documento plantea un total de 112 medidas concretas que pueden permitir, en el plazo de tres años, atender los principales retos que aborda la ciudad. Crear actividad económica y empleo, seguir desarrollando de forma armónica y equilibrada la ciudad, atender a las necesidades de vivienda de diferentes capas sociales, combatir la pobreza y la desigualdad y mejorar la administración y los servicios públicos deben ser junto a una política cultural avanzada y una apuesta radical por la transparencia los ejes políticos que debemos abordar. Entendemos que estas 112 propuestas constituyen el marco de referencia que cualquier propuesta progresista debería contener y que si bien podrían ser aplicables con cierto criterio de flexibilidad en los plazos y los tiempos dentro del marco de la legislatura.

El documento que presentamos, fruto del trabajo del Grupo Municipal Socialista y de los órganos del PSOE, es también el resultado de aportaciones efectuadas por las agrupaciones de distrito y los militantes socialistas en el marco del proceso participativo interno que hemos venido realizando hasta ahora. Se trata de una oferta generosa y en ningún caso cerrada, que brinda la oportunidad de que, a través del diálogo y la humildad, esta no sea una legislatura perdida.


Descarga aquí el resumen de las 112 MEDIDAS PARA REACTIVAR ZARAGOZA

Descarga aquí el documento completo
…o echa un vistazo al resto de secciones de forma independiente:

 01  02 03 04 05 06  07 08

Dejar un comentario

[…] Introducción | 112 medidas para Reactivar Zaragoza 14 mayo, 2016 […]

Responder

[…] Introducción | 112 medidas para Reactivar Zaragoza 14 mayo, 2016 […]

Responder

[…] Introducción | 112 medidas para Reactivar Zaragoza 14 mayo, 2016 […]

Responder

[…] Introducción […]

Responder

[…] Introducción […]

Responder

[…] Introducción […]

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

35 − 32 =