Close

Las Fiestas de Las Fuentes se celebran con absoluta indiferencia del gobierno de ZeC por las demandas del barrio

24 Aug, 2017

La reforma integral del parque Torre Ramona, la construcción de los pisos tutelados de Fray Luis Urbano y la rehabilitación de los bloques sindicales deberían marcar la hoja de ruta del Gobierno municipal en el próximo curso escolar

Las fiestas de Las Fuentes, que comienzan mañana, se celebran en medio de la más absoluta indiferencia del Gobierno de ZeC con las demandas de este barrio que reclama la reforma integral del parque Torre Ramona, la construcción de los pisos tutelados de Fray Luis Urbano y la continuidad en la rehabilitación de los bloques sindicales como principales hitos en la hoja de ruta del nuevo curso.

La presidenta de Las Fuentes, la concejala socialista Marta Aparicio, lamentó la falta de “complicidad e implicación” del Gobierno de ZeC con este barrio que ve cómo “se engrosa mes a mes” la lista de desatenciones con el barrio. Sin duda, la más sangrante, tiene que ver con el mantenimiento del parque Torre Ramona, que “está a punto de ser un enorme pulmón verde echado a perder”. La necesidad de elaborar un Plan Director que aborde soluciones para carencias tan graves como la falta de red de saneamiento no se agiliza, pero tampoco se atienden otros aspectos del parque como la limpieza, el mantenimiento de las aceras y del firme, el vallado perimetral, el estado de los árboles y del césped que cada vez reduce más su extensión.

“No solo no se abordan los problemas más serios y estructurales, sino que tampoco se realiza un mantenimiento adecuado, y esto sí es responsabilidad directa del consejero de Servicios Públicos, Alberto Cubero, que dos años después de su llegada al Ayuntamiento de Zaragoza aún no se ha remangado y se ha puesto a trabajar para los ciudadanos”, dijo Marta Aparicio.

La edil socialista no pasó por alto los problemas que se acumulan en otros parques de la ciudad, como Sedetania, donde la displicencia de Cubero ha terminado con los 24.000 metros cuadrados de césped, hoy completamente agostado e irrecuperable, por no mantener ni reparar el sistema de bombeo del riego con celeridad. Tampoco es mejor el panorama en el parque del Tío Jorge, donde no se acaba de poner en marcha el Plan Director y donde una reparación de una avería en el sistema de riego se vende sin pudor como parte de un plan de mejoras.

Los socialistas, recalcó Aparicio, hemos reclamado un plan de choque para mejorar las zonas verdes, para frenar el deterioro que avanza a marchas forzadas en el gran patrimonio natural del que se ha dotado esta ciudad con el esfuerzo de todos; hemos introducido partidas en el presupuesto de este ejercicio para realizar intervenciones de calado en Torre Ramona, Tío Jorge, Oriente y Astronómico y hemos reclamado una actuación urgente en los más de 10.000 árboles que suponen riesgo directo para los ciudadanos, pero todos estos problemas, puestos muy en evidencia este verano, “chocan con la indiferencia del consejero Cubero y del Gobierno de ZeC, el que más ha dado la espalda a los vecinos a lo largo de la historia democrática de Zaragoza”.